Claves para lograr un buen trabajo en equipo

Está claro que cada uno de nosotros debemos ser capaces de actuar de manera autónoma en un puesto de trabajo, sin embargo también debemos ser conscientes que el saber llevar un buen trabajo trabajo en equipo es necesario para potenciar los resultados de la empresa.

A continuación dejamos las que para nosotros son las claves más importantes para mantener un buen trabajo en equipo:

Confianza: este puede ser considerado un elemento fundamental para mantener un buen trabajo en equipo, por eso es importante que el líder del mismo lo promueva. De esta manera, el grupo podrá entender los roles de cada uno para poder ayudarse.

Objetivos comunes: adicional a los objetivos principales, deben establecer este tipo de objetivos para que los empleados puedan ir hacia un mismo norte, es decir, alcancen las mismas metas.

Todos son parte de las decisiones: involucrar a las personas en las decisiones puede hacerles sentir aún más identificados con los proyectos y con la empresa en general. Crear este sentido de pertenencia es positivo, ya que se generará la confianza necesaria para que compartan sus ideas y opiniones.

Responsabilidad y compromiso mutuo: tanto los resultados positivos como los negativos deben ser de todos y cada uno de las personas que conforman los equipos, aunque las responsabilidades estén divididas. Se debe entender que todos forman parte de un objetivo común y que el proyecto podría sufrir las consecuencias de estos resultados.

Buena comunicación: para que cualquier grupo pueda mantenerse en armonía es muy importante que la comunicación sea la más acertada.

Celebrar los éxitos grupales: es importante hacerle saber al equipo que gracias a sus acciones los resultados que se van obteniendo son positivos (siempre que así lo sea). En estos casos recomendamos reunir al equipo, celebrar la victoria grupal y reconocer las acciones de cada uno de los involucrados que los llevaron al éxito.

Para llevar a cabo un buen trabajo en equipo es muy importante que los jefes sean excelentes líderes. Ellos son los encargados de orientaros hacia el éxito, deben aprender a identificar muy bien las fortalezas y las debilidades de los integrantes de sus grupos de trabajo, y así repartir mejor las actividades de cada uno.

 

Redacción: MyEko.